Todo lo que tenés que saber sobre vivir en Francia

Tal vez no sea el sueño de todo el mundo vivir en Francia. Realmente no era el mío, pero acá estoy viviendo en París hace casi tres años. La realidad es que todos tenemos una idea formada en nuestras cabezas sobre los franceses, sobre París, sobre la cultura francesa. Este post va a informarte un poco más para que entiendas mejor los beneficios de este país que, no solo es cuna de las artes, la música y la gastronomía, pero que además tiene mucho para ofrecer. Francia es grande y cada región es diferente pero te voy a compartir algunas cosas generales del país y otras particulares de París.



Cuando llegué a París venía con una idea bastante negativa de la ciudad. No sé exactamente porqué pero, además de haber escuchado tantas veces que era la ciudad del amor, también había escuchado bastante que los franceses son arrogantes, que la ciudad es sucia y caótica. Yo siempre digo que nunca podemos juzgar una ciudad por las referencias de otras personas. Cada uno percibe cada lugar a su manera y de acuerdo a sus parámetros, expectativas, experiencias, etc. Así que a continuación yo voy a intentar ser lo más objetiva posible pero no vas a saber realmente cómo es vivir en Francia hasta que vos vivas esa aventura. Por suerte mi visión de París cambió mucho con el pasar del tiempo y cada día me enamoro más de esta ciudad tan llena de vida, arte, amor y cosas ricas para comer por el camino.


Primero lo primero.


¿Qué opciones de visa tengo para vivir en Francia?


De más está decir que si tenés pasaporte europeo podés vivir en Francia sin problemas, pero vayamos a los diferentes tipos de visa que podrían ser tu punto de partida acá. Visas hay varias, pero hay 3 específicas que son más fáciles de adquirir:


- Visa AuPair: me permite trabajar y estudiar francés

- Visa estudiante: me permite estudiar y trabajar hasta 20hs semanales

- Visa Work&Holiday: me permite trabajar


El equipo de AuPair te puede asesorar con cada visa específica, informándote los límites de edad, requisitos, etc.


¿Qué opción recomendamos?


Siempre el progama AuPair es el más recomendado ya que en este caso viajamos con trabajo y alojamiento seguro antes de llegar. Con las otras la cuestión del alojamiento y trabajo corre por nuestra cuenta y claramente eso representa las preocupaciones habituales que tenemos al llegar a un lugar desconocido.



¿Cuáles son los beneficios de vivir en Francia?


Además de la posibilidad de aprender el idioma del amor y todo lo hermoso de la cultura francesa, la realidad es que es uno de los países que más beneficios le brinda a sus residentes. Por empezar, el sistema de salud pública es muy bueno y todos pueden acceder a él a través de la carte vitale que vas a hacer al llegar al país. No sólo serás reembolsado por ciertas visitas médicas, sino también por muchos de los medicamentos que usualmente los médicos prescriben para enfermedades o situaciones cotidianas.


Otra parte hermosa de vivir en Francia (en este caso como AuPair) es que el sistema escolar le da dos semanas de vacaciones a los niños cada un mes y medio. A veces las familias necesitan que la AuPair trabaje más durante esas dos semanas pero la mayoría de las veces los niños tienen otras actividades o visitan a sus familias en otras partes del país por lo que tenés buenas chances de tener un cierto descanso vos también.


Los estudiantes, por su parte, acceden a muchísimos descuentos: en los billetes de transporte, en la salud pública, en el acceso a museos, cines, etc, e incluso ayuda social para su alojamiento (el gobierno paga un porcentaje de tu alquiler). Además, como estudiante pordés trabajar hasta 20 hs semanales lo que es genial puesto que en otro países, por ejemplo EEUU, los estudiantes no tienen permiso para trabajar.


¿Es fácil aprender francés?


Cada persona es particular y aprende a su ritmo. El francés es un idioma que tiene muchos puntos en común con el español pero con una pronunciación muy particular. Simplemente hay que mantenerse expuestos al idioma e intentar practicar lo más posible para poder apreciar la cultura francesa a través de su propio idioma.


Algo que puede pasar, por ejemplo en ciudades grandes como París, es que muchas personas hablan español o inglés y entonces es muy probable que termines hablando en estos idiomas y no en francés con esa gente. Además, siempre solemos quedarnos en la zona de confort y si hablar francés nos da verguenza, probablemente terminemos haciendo todo en otro idioma.


¿Cómo son los franceses?


Esto nos lleva a desmitificar un poco el hecho de que los franceses solo hablan francés o que no son muy simpáticos. Como en todo país, hay gente más o menos simpática, que habla o no habla otros idiomas, pero en general los franceses son personas que saben bastante de cultura general y de otros países. El español les gusta mucho y en ciudad como París es muy fácil manejarse con inglés o español. Sí es verdad que prefieren hablar en otro idioma que francés con los extranjeros a veces pero es simplemente debido a que es un poco complicado entender el francés oral si no se pronuncia bien. Pero claro que hay mucha gente dispuesta a ayudarte y hacer el esfuerzo de comunicarse con vos.


Caso particular: París


Todos sabemos al menos dos o tres cosas sobre París, pero solo viviendo acá uno entiende realmente esta ciudad. La ciudad está dividida en 20 arrondissements (barrios) y cada uno de ellos tiene un estilo muy propio. Tiene una arquitectura majestuosa e imponente y demasiados puntos imperdibles dependiendo de tus preferencias.


El norte de París es mucho más bohemio y la mezcla cultural es evidente. Es un París mucho menos glamoroso que la idea que generalmente tenemos de esta ciudad. Uno de sus atractivos es el Canal Saint Martin, rodeado de bares y tiendas donde generalmente todos disfrutamos algo refrescante al lado del agua y paseamos en verano. El barrio de los artistas, Montmartre, está también al norte de la ciudad y es un punto turístico muy importante y desde donde aprovechar las vistas enormes sobre la ciudad.


El centro de París es probablemente la parte más majestuosa con el Louvre, la Ópera y otros monumentos increíbles. El Rio Sena es protagonista y uno puede unir varios puntos interesantes de la ciudad simplemente siguiendo su curso: Saint Michel, Notre Dame, entre otros. Los puentes de París son gran parte de su encanto.


El sur de París es bastante más residencial y allí es donde encontramos la Torre Eiffel y el Arco del Triunfo del lado oeste. Suelen ser barrios más caros que combinan la tranquilidad residencial con negocios, restaurantes y boulevares o mercados al aire libre imperdibles. La parte sudeste de París es también muy bonita. Entre muchas cosas, podemos visitar el Panteón, Place Monge o el barrio chino aún más al sur.


El denominado Gran París es la parte que rodea la ciudad (por fuera del llamado periférico, que divide la ciudad con las afueras) y generalmente es la opción para varios ya que los precios del alquiler pueden ser un poco o mucho menos elevados que dentro de la ciudad. Con un sistema de transporte muy bueno, todo está muy bien conectado.


Como toda ciudad grande, alquilar en París un departamento, habitación o estudio puede ser una tarea ardua. Generalmente nos piden un "dossier" o carpeta de documentos donde debemos presentar cosas como nuestro pasaporte/visa, contrato de trabajo, garante, etc. Por eso es que siempre vamos a recomendar el programa AuPair para evitar este paso.


París es una ciudad magnífica, llena de vida, oferta cultural, moda, arte, lo viejo, lo nuevo. Es una ciudad ecléctiva, con mucho movimiento y varias manifestaciones a lo largo del año (la Revolución Francesa está siempre presente). Es una ciudad agitada, internacional y que puede desafiarte mucho en diferentes niveles. Cada persona tiene sus preferencias y puede que París no sea tu lugar en el mundo pero no perdemos nada por probar, explorar y vivir una aventura inolvidable.


Para más información y asesoramiento, contactate con nosotros acá.

21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo