Viviendo un año en Huntsville, Alabama

Actualizado: jun 4

No me canso de ver la expresión en la cara de las personas cuando digo que vivi un año en Alabama ¿Qué? Probablemente lo unico que te suene de Alabama es la canción "Sweet home Alabama" y te recuerde a Forest Gump. Hasta ahí llegan todos.


La realidad es que cuando mi host family me dijo que iba a tener que vivir un año en Alabama a mí me pareció genial. No había otra manera en la que yo llegara a ese lugar porque dudo que esté en la lista de "Lugares que quiero visitar" de alguien. Pero eso lo hacía emocionante. Era mi primer experiencia como AuPair en USA y, si pudiera volver el tiempo atrás, volvería a elegir este lugar que me dejó tantas experiencias y personas importantes en mi vida.


Busqué un poco de info del area y lo único que encontré fue que Huntsville (mi futuro pueblo) era conocido o como la Rocket City por ser la capital sureña de la NASA. Ese fue un punto que, viviendo allá, lo hizo interesante. Nos hicimos de un grupo de gente que, desde muchas otras ciudades fue transferida a Alabama por la NASA y eran tan ajenos a todo en el area como el resto de los viajantes de intercambio.


Celebrando el cumpleaños de Alice todas juntas

Lo que hice de antemano fue agarrar la lista de contactos de aupairs que iban a estar en mi area y empece a mandarles emails a todas. El primer fin de semana que llegué ya teníamos planes de juntarnos. Éramos en principio dos chicas de Brasil, dos de Colombia, una mexicana y yo. A eso después se nos sumó una tercera brasilera, una española y una chica belga. Ser pocas en una zona donde la gente no está acostumbrada a visitantes internacionales, nos unió mucho. Y nos hizo también la atracción del pueblo.


Armé un grupo de facebook para nosotras donde organizabamos salidas todas las semanas y compartíamos curiosidades. Nos convertimos en una verdadera familia y cada una aportaba algo único al grupo: Alice era la administradora oficial de las finanzas para que todas ahorremos para eventos y viajes. Bia era el alma de la fiesta. Caro era la glotona incontrolable que siempre estaba disponible para ir a comer algo. Ali era la dulce del grupo. Thalia era la fashionista. Jenny era la naturista y más relajada de todas. Fran era la cocinera oficial. Y yo era el payaso del grupo.


Hoy en día, después de 7 años y tantos momentos que vivimos juntas, siguen siendo parte importante de mi vida. Pasaron a ser mis amigas internacionales. Si bien la distancia nos separa y no podemos hablar tan seguido ni mantenernos constantemente al día, seguimos estando la una para la otra incondicionalmente. Los amigos que haces viajando son para toda la vida.


Mantenemos un grupo de whatsapp desde entonces. Algunas ya se casaron y otras incluso han sido o serán mamás. Crecimos tanto juntas y la distancia nunca nos impidió seguir en contacto, acompañándonos y visitandonos cuando era posible.


Viaje de fin de semana que hicimos a Nashville

Sé que de acá a un futuro cercano voy a poder visitarlas a todas y también las recibiré en alguna parte del mundo. Por el momento a la única que visite fue a Thalia que se casó y vive ahora en Cancún... vacaciones en playa paradisíaca reencontrando una amiga. Mejor imposible.


Hace un año Alice estuvo de luna de miel en París, donde vivo ahora, y pudimos reencontrarnos para pasear juntas y recordar nuestras aventuras en nuestra queridísima sweet home Alabama.



Alice y yo en su visita a París


- Melani Galzerano


  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Google + - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Yelp - círculo blanco

设计 peperina magenta