Tips para disciplinar a los Host Kids

Actualizado: 18 may

Es muy importante entender que el programa AuPair es un programa de intercambio pero también conlleva la gran responsabilidad de cuidar niños. Con esa responsabilidad vienen también muchos desafíos y en este post te vamos a ayudar a llevarlos de la mejor manera posible para que puedas disfrutar tu año AuPair al máximo.


Empecemos por lo más importante a saber: nadie puede decir que el trabajo de AuPair es fácil y es por ello que debemos ser muy responsables y profesionales, entre otras cualidades que un AuPair debe tener. Los niños pueden tener días mejores y peores pero nosotros somos los adultos responsables y debemos asegurarnos de acompañarlos en su crecimiento y desarrollo de la mejor manera posible.



1. Un AuPair ciuda a los niños, no los cría


Creo que este primer tip es la regla de oro de ser AuPair. Viviendo en una casa de familia vamos a ver todas las fallas, todas las grietas y toda las relaciones disfuncionales posibles a flor de piel. Cada familia es un mundo pero nosotros no estamos ahí ni para juzgarlos, ni para analizarlos. Los niños tienen a sus padres y nosotros vamos a pasar con ellos solo un año (o dos en algunos casos). No somos los responsables de criar a esos niños pero sí somos responsables de generar el mayor impacto positivo en la vida de ellos desde nuestra posición.


Por ejemplo, cuando fui AuPair con una familia de New York yo intentaba hacerle las comidas más saludables posible a mi host kid. Él no las comía y su mamá le daba cosas como hot dogs, hamburguesas o hasta brownies como cena. Esa situación me superaba pero después me dije: estoy acá para cuidarlo pero no puedo cambiar el tipo de crianza que su madre desea para él en relación a la comida. Una vez que entendí eso, definitivamente dejé de sentirme frustrada con la situación.


2. Siempre comunicarse con los padres


Una gran parte de nuestro trabajo es comunicarle a los padres de los niños todo lo relacionado al desarrollo, progreso, eventualidades, etc de sus hijos. Si comió, si no comió, si le costó hacer algo de sus deberes. Cualquier detalle es importante. Hay que saber encontrar y proponer los momentos para charlar sobre eso cada día (podría ser, por ejemplo, al llegar los padres a la casa). Pero también es importante que todas las partes estén de acuerdo y en la misma página sobre las maneras en que se va a disciplinar a los niños, qué tipo de reglas van a ser respetadas, cuáles son los límites. Y en este aspecto todos los detalles cuentan también. Tenés que saber muy bien si los niños tienen permitidas ciertas cosas o no (como mirar TV o jugar la tablet) , tenés que saber qué tipo de comidas pueden comer o no, etc.


3. Darle a los niños su espacio para calmarse


Cuando un niño entra en crisis lo primero que queremos hacer es calmarlo, que deje de llorar, patalear y que el momento pase, pero tenemos que entender que los niños están recién comenzando a desarrollar su inteligencia emocional y a veces pueden tener sentimientos que los desbordan y que aún no saben cómo manejar. Al darles un poco de espacio para llorar, para patalear o estar enojados es una manera de dejarlos descargar eso antes de que podemos sentarnos con ellos o abrazarlos y hablar al respecto. Se necesita mucho amor y paciencia.


4. Mantener siempre la calma


Sé muy bien que mantener la calma en ciertas situaciones y con ciertos niños puede ser un GRAN desafío, pero nosotros somos la figura adulta y tenemos que dar el ejemplo. Nunca van a haber gritos, amenazas ni nada de ese estilo. Si necesitás tomarte unos segundos antes de poder hablar con el niño, hacelo. Si necesitás tomar distancia del niño, hacelo (mientras tengas siempre los ojos vigilando y asegurandote que no estén en peligro). Respirá, contá hasta el número que sea necesario y después hacés lo que sea necesario.


5. Crear un ambiente sano y salvo para que los niños hablen con vos


Un AuPair debe también ser el/la confidente de los niños. Ellos deben poder sentirse a salvo con vos y deben poder confiar en que si hablan sobre lo que sea que los enojó, los frustró o puso tristes, vos vas a entender y vas a ayudarlos. Haceles preguntas, sentate con ellos o arrodillate a su lado para siempre mirarlos a los ojos y estar a la misma altura de ellos para que sepan que no están solos.


Viajando con AuPair Adventure vas a formar parte de una gran comunidad de AuPairs que se dan apoyo mutuo y constante. Abajo te dejamos algunos tips que nuestros AuPairs compartieron en nuestro grupo de WhatsApp:




Para empezar a aplicar a tu próxima aventura, escribinos acá.











32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo