Licencia de conducir como AuPair

Algo que deben saber al aplicar como aupairs (especialmente en Estados Unidos) es que la mayoría de las familias van a necesitar que sepan manejar y cuenten con una licencia de conducir. Esto es porque, por lo general, viven en las afueras de la ciudad y el transporte público es escaso o nulo. A veces van a necesitar que lleves a los niños a sus actividades y a veces no, pero el caso es que tener la licencia de conducir es algo importante.


En mis primeros dos años como aupair mi familia no necesitaba que yo maneje, era opcional y para mi beneficio. Durante mi tiempo en Alabama no disponía de un auto extra y eso a veces lo hacía complicado porque vivía en un área donde todo quedaba a 20 minutos manejando. Tuve la suerte de tener amigas cerca que siempre me pasaban a buscar o me dejaban en casa, así que no me representaba ninguna incomodidad. El segundo año en Seattle vivía en plena ciudad y, si bien contaba con dos autos a mi disposición, me era más fácil caminar a todos lados o tomar el bus que encontrar estacionamiento. Y si llegaba a ir más lejos, tenía varios amigos con auto tambien.



Cuando hice mi tercer año como AuPair en NY, al principio viví en los suburbios de Long Island (luego nos mudamos a Queens y definitivamente usaba transporte público) y si bien estaba muy cerca de la estación del tren, tener la posibilidad de manejar hubiera sido más que conveniente. Imaginate cuando empieza el invierno y las calles están cubiertas de nieve… caminar es lo último que tengas ganas de hacer. Por eso es que le recomiendo a todos dos cosas: tener la licencia de conducir (sacarla en sus países y venir con la internacional) y preguntarle a la familia si van a disponer de un auto.


Para los que vivan en la ciudad probablemente esto no sea primordial, pero nunca sabemos qué familia va a tocarnos así que es mejor estar preparados. Primero, sacar la licencia local en tu país. Segundo, hacer la licencia internacional (al menos en Argentina es un trámite bastante sencillo y solo debemos presentar nuestra licencia local para obtenerla). Tercero, estar preparados para tener que hacer el proceso de la licencia de conducir donde vivamos. Al menos en algunos lugares en Estados Unidos (o incluso algunas familias) requieren que tengas una licencia del estado donde vivas. Simplemente vas a tener que visitar un DMV (Department of Motor Vehicles) y averiguar como es el proceso para que te otorguen la licencia. Es diferente en todos lados.


Si no tenés mucha experiencia manejando y eso te genera un poco de ansiedad, no hay es para preocuparse. Podés tomarte un tiempo para practicar manejo en tu país antes de viajar y ganar así un poco de confianza. Por otro lado, las personas en Estados Unidos son mucho más cuidadosas a la hora de conducir y las reglas de tránsito se respetan mucho también. Las multas pueden ser elevadas así que se toman muy en serio el manejar con prudencia.


Las reglas de manejo no son muy diferentes a las de nuestros países pero si varían un poco, así que es importante tener eso en cuenta. Sea que saques la licencia estadounidense o no, siempre es importante leer los manuales de transito para estar al tanto de lo que está bien o no hacer. Conducir es una responsabilidad grande así que hay que tomarlo con seriedad y ocuparse de sentirse lo más confiado posible para tener el beneficio de un auto para nuestro uso propio.


11 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Google + - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Yelp - círculo blanco

设计 peperina magenta