Experiencia de la familia anfitriona Antoine y Sylvie

Actualizado: 14 de feb de 2019



Recibimos Au Pairs argentinas desde 2012, con el fin de que nos asistan con nuestros hijos de 9 y 6 años.


Lo que esperamos de nuestra Au Pair no es complicado: se hace cargo de nuestros hijos cuando trabajamos, y participa en la vida de la casa como lo haría en su casa con su familia.


Durante la semana en que trabajamos, nuestra Au Pair va a buscar a los niños a la escuela, les hace un pequeño almuerzo, los ayuda con la tarea y los hace ducharse. Los miércoles los niños no van a la escuela entonces la Au Pair los lleva a sus deportes y a la fonoaudióloga.


Por la noche cuando llegamos a casa nos hacemos cargo nosotros. A menudo los niños comen temprano para ir a la cama y nosotros cenamos con la Au Pair, si no sale con sus amigos.


El fin de semana nuestra Au Pair está libre. Sólo le preguntamos si va a comer en casa y le pedimos que nos informe en caso de salir y donde va a estar, solo por su seguridad porque somos responsables como si fuéramos su familia.


Durante la semana, en su tiempo libre, toma cursos de francés, ve a sus amigos, practica deportes o simplemente se queda en casa. En promedio trabaja 30 horas por semana.


No todas las experiencias son muy buenas pero nosotros tuvimos dos experiencias maravillosas con 2 argentinas, María José y Tina, que marcaron nuestra vida y la de nuestros niños. Una lo sigue haciendo en este momento y con la otra aún seguimos en contacto.


Ser Au Pair no es una elección sencilla. Vivir con una familia temporalmente en el exterior, adaptándose a sus costumbres y formas de vida, es un desafío muy importante. La pregunta es ¿cómo hacerlo y disfrutar de esta aventura?

Lo que hacemos nosotros para que esta experiencia sea genial es compartir, comunicarse e interactuar con ella sobre diferentes temas tales como cultura, ocio, historia de nuestros países, cocina, viajes, etc, acompañarla en sus esfuerzos, y aconsejarla en sus elecciones. Además podemos compartir salidas con ella durante los fines de semana que tenga libre, e invitarla a excursiones o a irse de vacaciones con nosotros. Básicamente conocerla y que sea parte de nuestra familia.





Así que prepárate para disfrutar de cada momento, cada viaje, cada reunión para enriquecer tu vida de esta maravillosa experiencia.


Si todo va bien, cuando te vas a casa, dejas un pedacito de ti en el otro lado del planeta y llevas contigo un pedacito de tu familia anfitriona a tu país.


No te lo pierdas ni como Au Pair ni como familia anfitriona. Es una experiencia muy bonita.

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Google + - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Yelp - círculo blanco

设计 peperina magenta