• Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Google + - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Yelp - círculo blanco

设计 peperina magenta

Experiencia de Griselda en Holanda

Actualizado: 14 de feb de 2019




Hola, mi nombre es Griselda y en 2016 viví mi maravilloso, fantástico e inolvidable viaje como Au Pair en Holanda (Los Países Bajos).


No encuentro adjetivo para expresar lo que siento por haber vivido esa hermosa aventura.


Haber vivido un año en ese fabuloso país de Europa, convivir con una familia holandesa, compartir su cultura, sus costumbres, su idioma tan particular y extravagante, para mí fue todo muy especial.


Desde que iba descendiendo con el avión y veía los paisajes, la hermosa vegetación, todo, todo era lindo. ¡Qué linda sensación!


Una vez en el aeropuerto, agarro mi valija y ahí en la sala de espera estaban ellos con regalos y un súper cartel con mi nombre. La mamá de la familia Margaret con David, el niño del medio, la calidez con la que me recibieron, la carita de felicidad de David al verme, mi tranquilidad al verlos, imposible de explicar.


Camino a mi nuevo hogar, llena de incertidumbre y ansiosa por conocer al resto de la familia: Timo, el más pequeño de todos y Alinde, la mayor. No olvidar de mencionar a Ronald, el papá, una persona extraordinaria y buena. Una familia totalmente desconocida para mí, pero dispuestos a hacerme sentir como una integrante más, y así fue cada segundo que viví con ellos.


Les tengo que contar que ser parte de la familia también implicaba que hubiera roces o

disconformidades. Al final de cuentas no es tan distinto como convivir con tu familia original y de la misma manera, todo pasaba. Si te preguntas si vas a tener desacuerdos o malos entendidos, o si vas a querer hacer cosas que ellos prefieren que no hagas, te confirmo que sí, eso va a pasar. Pero eso no quiere decir que no lo puedas hablar. Por ejemplo, si te dicen que el toque de queda es a las 11pm, negociá como las primeras veces que saliste y le tenías que pedir permiso a tus padres. Si, ya se, me vas decir que ya sos grande para que te digan a que hora volver, pero hay que recordar que estás en casa de otras personas que son responsables por vos.


Lo mejor antes de que te digan algo es que compartas todo lo que quieras hacer, aunque parezca que les estas pidiendo permiso, pero esto es clave para llevarte bien.


Mi misión era disfrutar al máximo ese año, compartir cada momento con ellos y especialmente con los hermosos niños que conocí, que me enseñaron muchas cosas nuevas: a conocer su cultura y costumbres a su manera traviesa e inocente.

Cada momento vivido fue único, especial e inolvidable…

11 vistas