10 razones para aprender alemán

En el mundo globalizado de hoy tener conocimientos de alemán abre muchos horizontes. Sabemos que no es el idioma más popular ni el más sencillo: es difícil tanto la gramática como la pronunciación. Sin embargo quienes hablan alemán tienen muchas puertas abiertas, aún más que conociendo otros idiomas europeos. Si bien es el idioma oficial de pocos países de Europa, éste es muy atractivo por la importancia política y económica de esos países, sus excelentes sistemas educativos, su relevancia en la investigación y las ciencias, por ser líder mundial en ingeniería y por su peso en turismo. Aunque el alemán no es un idioma fácil, puedo afirmar por experiencia propia que cuando empezás a dominarlo y a notar un progreso, la satisfacción con uno mismo es enorme e inexplicable. Hablarlo te ayudará a comprender mejor la idiosincrasia, cultura e historia de Alemania y además te enriquecerá como persona y como profesional.



Mi historia personal con el idioma alemán comienza cuando decidí estudiarlo luego de terminar mi carrera universitaria. Hacía ya un par de años que trabajaba en una empresa de la industria gráfica, empresa que compraba máquinas alemanas, por lo que aprender alemán me abría la puerta a un nuevo mundo de oportunidades laborales.


Pero antes de llegar a Alemania también me preguntaba: ¿Qué razones hay para aprender alemán? Yo también pensaba que el alemán se oía poco atractivo y tenía el recuerdo de niña de ver películas alemanas de la guerra en donde a mis oídos todo el que hablaba alemán parecía estar constantemente enfurecido. De romántico no tenían nada. No me imaginaba a un chico diciéndome cosas bonitas en ese idioma. Pero cuando empecé a estudiar más detalladamente alemán descubrí en el sonido de sus sílabas una maravillosa belleza. Como en todos los idiomas depende de quién lo hable… y cómo. Probablemente no sea el idioma del amor pero sí es el idioma de la música clásica, como lo demuestran compositores famosos como Bach, Mozart, o Beethoven.



Antes de irme a vivir a Alemania había hecho un curso al que me envió la empresa para la cual trabajaba y ya desde ese momento me había fascinado la cultura, arquitectura, música, arte y todos los secretos que esconde tan maravilloso país. Si bien los primeros meses fueron duros y no podía pronunciar siquiera una palabra con tantas consonantes juntas, la razón por cual aprendí rápidamente alemán, a pesar de la complicada gramática y la dura pronunciación, fue Mirko, un chico que conocí en el tercer mes de mi estadía, quien trabajaba en la empresa en la que yo hacía una pasantía. Él le dio un toque de sol a los días nublados de Alemania. Me presentó a su familia y no podía hablar más que alemán, lo que sumado a las clases, el trabajo y el estudio constante, ayudó de gran manera a mejorar rápidamente mi alemán.



Una forma rápida de acelerar el aprendizaje es realizando intercambios culturales, estudiando en un entorno familiar y compartiendo las costumbres y cotidianeidad del país anfitrión. Debido a la situación económica de muchos países en Latinoamérica la mejor opción de intercambio cultural, la más económica y la que más beneficios otorga sigue siendo viajar como Au Pair.


¿Por qué aprender alemán?


1 Porque es la excusa perfecta para disfrutar de una increíble y larga estadía en otro país. Viviendo como uno más de ellos te permitirá aprovechar más tu experiencia.


2 Porque hay muchas empresas alemanas con sedes en países latinos, y contar con alguien que domine su idioma siempre es una ventaja para ellos. Trabajar tanto en el área administrativa de una empresa como Siemens, Nivea, BMW, Volkswagen o Bosch o simplemente mostrando a los turistas alemanes las bellezas de nuestros países te abrirá mejores perspectivas tanto en el ámbito laboral como profesional.



3 Porque Alemania es el líder económico de la Unión Europea y una de las economías más sólidas y más importante del mundo. Dominarlo aumentará las oportunidades profesionales cuando un empleador desarrolla actividades a nivel mundial. Comunicarse con sus socios en su lengua materna los distinguirá de sus competidores y permitirá establecer canales de comunicación más fluidos y efectivos.


4 Porque los alemanes figuran entre los pueblos que más viajan y aprecian que el personal de los hoteles, restaurantes y guías hablen alemán. Algunos lugares de particular atractivo turístico para los alemanes, como el sur de España, Perú, Egipto y Turquía, abrirán tus puertas a nuevas posibilidades laborales.


5 Porque es el idioma más hablado en Europa. Se habla en Alemania, Austria, Liechtenstein, así como en partes de Bélgica, Italia, Luxemburgo y Suiza. También se habla como segundo idioma en algunos países de Europa del Este.


6 Porque es el segundo idioma para las ciencias y el tercer país más importante por su contribución a la investigación y el desarrollo. 22 premios Nobel de física, 30 de química y 25 de medicina son de científicos de los tres principales países de habla alemana. Si estudiaste o estas estudiando alguna carrera relacionada a las ciencias o ingeniería, hablar alemán te permitirá estudiar o hacer un postgrado de alto nivel y acceder a las becas de investigación que otorga Alemania.


7 Porque Internet exige hoy que las comunicaciones sean multilingües. Una gran cantidad de páginas web importantes y uno de cada diez libros están en alemán. Hablar alemán te permitirá acceder a este universo de información.


8 Porque aprender alemán significa comunicarse con otra cultura, conocer los deseos y sueños de una sociedad multicultural como la que caracteriza a los países de habla alemana.



9 Porque alemán es el idioma de Goethe, Kafka, Mozart, Bach, Beethoven, Einstein, Freud y podrás disfrutar de todos ellos en su idioma original. Si todavía llevas un pedacito de niño en tu corazón podrás leer las fantásticas historias que nos contaban de niños: Cenicienta, Músicos de Bremen, El Flautista de Hammelin, Rapunzel o Caperucita Roja, además de entender lo que llevó a los hermanos Grimm a crear cada cuento de fantasía.


10 Aprender un idioma nuevo amplía tu capacidad mental e intelectual, te permite ver la vida desde un punto de vista que desconocías. Pensar en otro idioma es pensar diferente y ver la vida desde otro ángulo. Además, conocer otro idioma implica conocer otras culturas y abrir tu mente a nuevas experiencias. El alemán es un idioma compartido por tres grandes países, con culturas que han marcado la historia de Europa y del mundo.



0 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Google + - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Yelp - círculo blanco

设计 peperina magenta